Amilcar durán,

EL PERIODISTA QUE QUIERE SER DIPUTADO

Amílcar Durán tiene su primera oportunidad para llegar a un curul de la Asamblea Legislativa.

Foto por Ariela Clímaco

Por: Jonathan Guerrero y Ariel Olivares

Amilcar Durán es periodista, ex presentador de noticias en Canal 10 y docente en la Universidad Centroamericana (UCA). Ahora busca un nuevo reto: llegar a la Asamblea Legislativa. Él se define como alguien concertador y manifiesta que lo motivó a incursionar en la política por la falta de voluntad de los políticos. Durán corre por el departamento de La Libertad con el partido VAMOS; según él, una nueva opción política para los salvadoreños, aunque tiene en cuenta que es un partido pequeño por el momento.
El departamento de La Libertad es el segundo con mayores curules disponibles, específicamente con diez. Cuenta con una extensión de territorio aproximadamente de 1653 km cuadrados, este cuenta con una población de aproximadamente 843,500 habitantes, según el censo nacional realizado en 2018. Es uno de los departamentos que más fomenta el turismo nacional, ya que posee playas emblemáticas y municipios como Santa Tecla y Antiguo Cuscatlán son los que generan modernidad al departamento, sin embargo los problemas de agua potable, derrumbes, y falta de escuelas son los que afectan a muchos de los habitantes.

¿Cuál es la razón por la cual Amilcar Durán decidió lanzarse como candidato a diputado con el partido VAMOS?

Mi primer motivo es porque no existe voluntad política de las personas que siempre acceden a los cargos, en este caso a diputados o alcaldes. El segundo motivo, es el hecho que a los políticos les interesa que la gente tenga necesidades para poder llegar y ofrecer soluciones. Me fui dando cuenta de esto al ejercer el periodismo, y eso me llevó a reflexionar y a decidir involucrarse en el área política en la cual se toman las decisiones para poder solucionar estos problemas, para ahora darles soluciones reales.

En ese sentido me involucro con el partido VAMOS cuando lanzan una convocatoria a nivel nacional para personas que querían y estaban interesadas en involucrarse en la política. Me pareció interesante el hecho que un partido político lanzara una convocatoria abierta que luego se definió a través de filtros. Los primeros  filtros son de capacidad para poder acceder a un puesto como este; el otro, es la actitud y todo lo que tiene que ver con capacidad legislativa. La clave está en darle a la población salvadoreña una nueva opción sin pasado político y con personas que en un 97% vienen de la sociedad civil. Esto me llevó a tomar esa decisión.

Sabemos que Amilcar Durán es catedrático universitario, ¿Usted cree que puede hacer un cambio mayor en la sociedad desde un curul de la Asamblea Legislativa que desde un salón de clases?

Las decisiones en materia educativa, ya sea en educación básica o superior, se toman y se estudian en la Asamblea Legislativa. Yo lo veo de manera paralela, lo que se puede hacer como docente enseñándole a las generaciones todo lo que uno ha aprendido en su carrera y lo que se puede hacer como legislador.

Hay que legislar, por ejemplo, para que cada uno de los estudiantes tengan acceso a internet de calidad, acceso a dispositivos móviles para poder llegar a estudiar. Las cosas tienen que llevarse de manera paralela. Si no logro quedar en la Asamblea Legislativa yo continuaré con la docencia. Y desde la docencia buscaré crear esos cambios que se han venido haciendo o que se pueden seguir haciendo. El hecho de que yo llegue a la Asamblea Legislativa me permite generar cambios, si Dios lo permite.

¿Cuál es la opinión que tiene Amilcar Durán sobre la actual Asamblea Legislativa?

Te voy a decir algo que me dicen cuando vamos a los territorios: “El diputado se ha olvidado del pueblo. Los diputados solo vienen cuando hay campañas y los otros dos años y medio no aparecen”. El diputado cuando llega a la Asamblea le dan su oficina con aire acondicionado, su escritorio grande y un sillón cómodo; se olvida que tiene que seguir visitando a la gente, conocer a su pueblo y ver sus necesidades. De alguna u otra forma buscar legislar soluciones para ellas. Están más interesados en ser elegidos o reelegidos muchas veces.

Hemos visto a la Asamblea Legislativa muy confrontativa en los últimos meses. Confrontativos con el Ejecutivo, que al final no nos llevan a nada porque están peleando entre lo legislativo versus lo ejecutivo, y en medio queda el pueblo, de ellos nadie se acuerda.

La campaña de VAMOS es considerada polémica por algunos sectores de la sociedad, ¿qué opina al respecto?

En publicidad es necesario ser creativos y tener pegue, que la gente se acuerde de lo que estás haciendo. El partido dejó la forma tradicional en la que se estaba haciendo la publicidad. No se trata de ser confrontativos, pero sí de mostrarle a la gente realidades que todavía no quieren ver o las manejan de otra forma. Dime si no es necesario despertar a esa gente y decirles que el robo es robo, no importando quien lo haga. Por eso había una campaña en donde se decía que felicitamos a GANA, ARENA, FMLN porque ya “ganaron” las elecciones del 28 de febrero.

¿Y ese post no dá a entender que ya perdieron las elecciones?¿No cree que se podría llegar a malentender?

No. Era dar a entender que quienes estaban involucrados en GANA era gente de esos partidos y ese post surge a partir de una encuesta que lanza primero la Universidad Francisco Gavidia (UFG) y después la UCA. Donde se decía que Nuevas Ideas iba a tener mayoría en la Asamblea, entonces el partido dice: ¿Cómo es posible que la gente no esté pensando en lo que hará el 28 de Febrero? Hay que dar el salto. Y por eso se lanza esta campaña de manera curiosa. Yo creo que tenemos un público inteligente, cuando se le dan a conocer este tipo de cosas. Mucha gente nos felicitó y nos dijo que esta era la manera en la cual querían que VAMOS le diga a la población lo que está sucediendo.

¿Cuáles considera que son sus propuestas más relevantes?

Hay cuatro en las cuales nos estamos fundamentando. En pleno siglo 21 todavía hay gente que no tiene servicio al agua potable y debe de ir al río, caminando más de 15 o 20 minutos, y debe llevar sobre sus hombros cántaros para poder tener agua en casa. Entonces es necesario que se legisle acerca de este tema, pero no solamente legislar para que tengan agua, sino para que sea de calidad, que esté al alcance de todos con su pago. También para que sea incolora, que no tenga sabor a químicos y que llegue todo el día, no solo un rato.

Exactamente, ¿Qué propuestas tiene, garantizar el agua, que caiga todo el día y sin químicos?

Hay que trabajar con El Foro Nacional del Agua, a modo de poder establecer políticas del uso de ella, que tengan que ver con su explotación.La próxima guerra en El Salvador va a ser por agua y no te lo estoy diciendo a manera de broma, porque cuando ya no tengás este servicio para poder desarrollar todas tus actividades, vas a buscar maneras para conseguirlo.

El otro punto de la plataforma tiene que ver con el desarrollo local del área rural, la gente pidió que se legisle sobre los caminos rurales, como equipo empezamos a estudiar cómo podríamos dar solución real a esto, aunque en realidad quienes deben de velar por los caminos son las alcaldías. Por ello, queremos legislar sobre el Fondo Para el Desarrollo Económico y Social FODES, para que los alcaldes no tengan excusa para no trabajar por esto.

La tercera propuesta es para los artistas. Se debe dignificar este sector a través de una Ley de Cultura que ya existe, pero que hay que reformar en cuatro aspectos básicos: Primero acreditación académica, los artistas salvadoreños no tiene de manera general el acceso a un título de artistas. Son pocas las universidades que tienen carreras de esta índole, ya que el artista empírico que trabaja de esto y no posee un título, pueda venir a un consejo o comité de las artes. Esto le servirá para que en algún momento estén acreditados para enseñar lo que saben. Segundo, la seguridad laboral. Por no tener un patrón se le hace difícil cotizar un seguro social, lo que se debe de hacer, a través de esta ley es, definir porcentajes para el artista, y para que el Estado accione lo que un patrón podría darle en, en el sentido de seguros y AFP.

Tercero, gestión de espacios de cultura, para que todos los artistas tengan derecho a presentarse ante espacios de desarrollo cultural a nivel nacional. Y también la gestión de financiamiento a dicho sector para que puedan presentar sus obras, ya que hay artistas que no cuentan con fondos.

Y, por último, es muy importante trabajar en las elecciones de los funcionarios de segundo grado como los magistrados del Tribunal Supremo Electoral TSE, los magistrados de Corte de Cuenta de la República, entre otros funcionarios de segundo grado que tienen una gran responsabilidad.
Mi propuesta y la del partido VAMOS es que un funcionario de segundo grado, se elija a través de herramientas que midan sus capacidades. Pero sobre todo, que las personas que compitan para estos cargos no estén afiliados a ningún partido político, ni que tengan pasado político.

Amílcar Durán durante su campaña con habitantes del departamento de La Libertad.

Foto cortesía de Amílcar Durán

Comunica realizó una encuesta en la que se les pidió a los jóvenes identificar los problemas en el municipio en el que residen, ellos opinan que uno de esos problemas es la delincuencia ¿Tiene una propuesta concreta para esta problemática?

Una de las causas de la delincuencia es la falta de empleo.  La empresa privada, la mayoría de veces pide experiencia laboral para poder aplicar a una plaza. Una de las cosas que se quiere legislar desde el partido VAMOS, es que las horas sociales que se hacen en el colegio o universidad  sean tomadas en cuenta como experiencia laboral. Que ya no sea necesario que haya un salario para ser tomado como experiencia, sino que con las horas sociales se pueda tomar ese aprendizaje que seguramente le abriría puertas a los jóvenes en el mundo laboral.

El punto estructural de la violencia se puede atacar a través de la cultura, el deporte y la recreación para mantener a los jóvenes totalmente alejados de ella .Si vemos a la violencia en sí, también tenemos que ver los puntos fundamentales de esta misma y atacar las causas estructurales.

En una entrevista que realizó COMUNICA a un candidato a diputado de Nuestro Tiempo, él manifestaba estar de acuerdo con tener una negociación con las pandillas ¿comparte usted esta postura?

No, definitivamente no. Porque no se puede mantener una negociación con grupos delictivos,  ya que al entablar una conversación, se le dice que estás aceptando lo que él hace y no debe ser así. Cuando el pandillero se une con mandatarios públicos cobra fuerza y se siente en la capacidad de negociar con vidas humanas. En el gobierno de Mauricio Funes, Sánchez Ceren y en este, se ha negociado vidas humanas. Existen fotografías y videos en los que salen claramente diciendo que le bajen a las muertes. Haciendo un giro, con respecto al sistema de salud, ¿Existe una propuesta para fortalecerlo? Teniendo en cuenta que se está viviendo con una pandemia. Yo siempre he visto el sistema de salud cubano como un ejemplo para Latinoamérica. Dejando aparte las ideologías, este se basa en la prevención más que en la curación del mal.

Creo que es algo en lo que se puede trabajar aquí en el país, que desde que el niño nace, se puede empezar a trabajar en prevenir. Y esto repercute en poder tener menos gastos en salud y  capacidad de tener más recursos en este sector. Ahora bien con respecto a la pandemia, esta nos hizo trabajar desde cero, pero a nivel general se ha cuidado la parte de prevención en salud. Se tiene que trabajar en un sistema de salud preventivo más que correctivo.

En la misma encuesta los jóvenes recalcaron que los políticos nunca cumplen sus promesas cuando obtienen el cargo  ¿Qué garantía hay para los votantes de que Amilcar Durán, si llegara a una curul en la asamblea cumpliría sus propuestas?

¿Por qué Amilcar Duran es diferente? Porque esta es mi primera oportunidad para cumplirle a los salvadoreños, yo jamás le he prometido nada al pueblo. Por lo tanto, nadie me puede decir que no he cumplido con mis propuestas. Trato de expresarle a la gente que le dé la oportunidad a gente nueva, con pensamientos nuevos  y en tres años hablamos. Mientras tanto no me pueden prejuzgar. No puedo estar pagando los platos rotos de ellos cuando no he tenido la oportunidad de trabajar por el pueblo.

En tal caso usted no llega a ser electo para un puesto en la Asamblea Legislativa en este periodo ¿Lo volvería a intentar? 

Sí, porque creo que en esta lucha férrea por un mejor país hay que ser constantes y no hay que descansar. Los malos no dejan de ser malos y así también los buenos, no se cansan de buscar alternativas para los salvadoreños, lo intentaría cuantas veces fuera posible, para ver si el pueblo salvadoreño se decide en dejar de votar por los mismos y elegir un cambio real de una vez por todas.