El sabor de Semana Santa depende de donde estemos

Natalia Gómez
Natalia Gómez

El sabor de Semana Santa depende de donde estemos

Semana Santa es una de las épocas del año que más disfrutan los salvadoreños. Los creyentes más fieles asisten a las diferentes actividades religiosas, otros optan por relajarse y aprovechar las vacaciones para visitar las playas, montañas u otros centros turísticos.

Por Mezti Cornejo, Gerson Cerén, Melisa Rosa

Pero hay algo que sin importar lo que decidamos hacer, la mayoría disfrutamos, y es la comida típica de la época. Los platos que no pueden faltar en el menú son: los jocotes y mangos en miel, el pescado seco envuelto en huevo, las deliciosas torrejas con miel de dulce de panela y los tamales pisques.

¿Pero qué otros platillos de la época hay?

Las costumbres, los ingredientes y las recetas varían en las distintas zonas del territorio salvadoreño, y es por ello que a continuación presentamos una serie platillos que son variantes de los que ya mencionamos.

Tamales pisques capeados o de viaje

Estos son muy similares a los que generalmente solemos comer, la diferencia es que estos no llevan frijoles, están hechos solo de masa y van por capas.

Sobre uno de los extremos de la hoja de huerta en la que se van a envolver se pone un poco de masa, luego se le da una vuelta junto con la hoja y en la parte superior que nos quedó de la hoja se pone otra capa de masa, se le vuelve a dar otra vuelta y así sucesivamente se repite el proceso hasta llegar al final de la hoja.

Otras personas deciden hacerlos de forma circular y luego los envuelven entrelazando hoja y masa.

El tiempo de cocción es similar al de los otros tamales, de 45 minutos a una hora. Al momento de servirlos se suelen ir desenvolviendo y comiendo una capa a la vez.

Foto por Mezti Cornejo

Sopa de pescado envuelto

Esta receta suele hacerse sobre todo en el oriente del país, y es que no solo se echan en la sopa las tortas de pescado envueltas en huevo; Ana Rivera, oriunda del municipio de Santiago de María, Usulután, explica que ella envuelve las tortas en masa de maíz, luego las pasa por huevo y las pone a freír. Cuando las tortas ya están fritas se echan en la sopa por unos cinco minutos para que no se deshagan, que para entonces el caldo ya debe estar listo con la verdura blanda.

Para que la sopa tenga un buen sabor se agregan previamente las cabezas y las colas del pescado. Esta sopa lleva algunas verduras como: ayote, zanahoria, huisquil, ejotes, cebolla y alguna que otra especia.

Foto por Mezti Cornejo

Jocote y mango en miel hervidos en agua con ceniza

Don José Pérez nos cuenta cómo los prepara su esposa, Marta Avendaño, quienes tienen un pequeño negocio familiar en Antiguo Cuscatlan.  
En primer lugar, se debe lavar muy bien la fruta. Al mango se le quita la cáscara y a los jocotes se les debe hacer un corte. Luego, se deben colocar en una olla para hervirla en agua con ceniza. Cuando ya se ven agrietados se deben sacar del agua y lavarlos nuevamente.

Para preparar la miel se debe poner a fuego lento el agua con el dulce de atado y la canela. Después, se coloca la fruta y se deja hervir por una o dos horas.

Estos platillos suelen ir acompañados de chilate. Para prepararlo se debe tostar el maíz (en comal o en plancha), molerlo y colarlo con una manta. Se le puede poner pimienta gorda, jengibre y, al final, se pone a cocer con agua.

Foto por Melisa Rosa

Por otro lado, en San Antonio del Monte, Sonsonate, la emprendedora local Ana María del Castillo nos explica que en dicho lugar lo que más se vende para esta época son las torrejas y los nuégados de yuca; de hecho, recibe encargos de torrejas con varios días de anticipación. Sin embargo, aunque en Semana Santa es cuando hay más demanda de estos platillos, en esa zona es común vender torrejas durante todo el año.

Foto por Gerson Cerén

La variada gastronomía salvadoreña complementa el disfrute de las vacaciones de Semana Santa. A los platillos típicos de la temporada hay que agregarle las bebidas refrescantes de la época, tales como el tamarindo, el carao, los jocotes y las ensaladas. ¡Buen provecho! y que disfrute sus vacaciones.

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.