Lesiones a la libertad de expresión en Centroamérica

Natalia Gómez
Natalia Gómez

Lesiones a la libertad de expresión en Centroamérica

Constantes amenazas, asesinatos de periodistas, ataques a través de redes sociales, y bloqueos de medios de comunicación implican un retroceso en la libertad de prensa en la región centroamericana.

El periodista nicaragüense Manuel Esquivel durante una exposición fotográfica en San Salvador sobre la represión en su país. Foto por Laura Flores

Por Laura Flores

El relator especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Edison Lanza, señaló recientemente que la coyuntura que viven los medios de comunicación en Centroamérica merece una atención especial por parte del estado. Enfatizó, además, en que el gobierno tiene la obligación de prevenir todo tipo de violencia hacia esta profesión y que se debería destacar la labor de la prensa en cada territorio. 

“Los estados tienen la obligación de prevenir esta violencia, de no criminalizar a los periodistas, protegerlos cuando denuncian una amenaza cierta, generarles seguridad e investigar las amenazas y agresiones más graves hasta llegar a los autores materiales e intelectuales de estos actos”, indicó Lanza. 

A su vez, el funcionario señaló algunos hechos de violencia ocurridos en los últimos días en la región centroamericana, dentro de los cuales resaltó lo ocurrido en Costa Rica el pasado 27 de julio, donde colocaron un explosivo frente a las instalaciones de Teletica. 

Lanza también expuso que están emergiendo con fuerza una serie de ataques en redes sociales contra periodistas, en especial contra mujeres periodistas, a través de campañas de estigmatización, amenazas e insultos. Además, mencionó como un hecho grave que todo esto sea tolerado por las autoridades, y algunos en casos, hasta incentivados por ellos mismos.

En El Salvador se puede mencionar el caso de la periodista Karen Fernández, de Focos, quien luego de opinar sobre el Plan Control Territorial, implementado por el actual gobierno, recibió numerosas agresiones a través de redes sociales. Este tipo de hechos está ocurriendo de manera recurrente con otros periodistas y comunicadores de la región, quienes reciben amenazas a través de estos medios.




Según el Informe Anual 2018, elaborado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el país centroamericano con clima más adverso en términos de libertad de prensa es Nicaragua. 

“Durante su visita de trabajo a Nicaragua, la CIDH constató que el ejercicio del periodismo representa un grave riesgo, que se ve reflejado en los numerosos ataques violentos contra periodistas y los medios de comunicación desde el inicio de las protestas. Estas agresiones han provenido tanto de agentes del Estado, grupos parapoliciales e incluso grupos de manifestantes, reza el informe. 

El fotoperiodista nicaragüense, Manuel Esquivel, agrega que en Nicaragua los medios de comunicación actualmente están en una crisis muy dura. Hay bloqueo a la materia prima de los periódicos, además de las agresiones graves contra los profesionales de este gremio.

“La Prensa lleva ya 48 semanas de que ha sido retenido el material. Hay periodistas asesinados. Ángel Gahona fue asesinado mientras hacía una transmisión en vivo. Podemos mencionar también el encarcelamiento de Miguel Mora y Lucía Pineda por informar sobre las marchas y secuestros. No hay acceso a la información pública, no se puede entrar a las instituciones del estado a hacer un trabajo, como debería ser normalmente”, acotó Esquivel.

Pese a que entre 2018 y lo que va de 2019 ha habido retrocesos en el ejercicio periodístico en la región, la CIDH destaca algunos avances, pues países como El Salvador promueven leyes de protección a periodistas y de acceso a la información pública. Además, el informe señala como un punto positivo la diversificación de material periodístico producido a través de las nuevas tecnologías. 

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.