Migrar en El Salvador ¿una opción o una obligación?

Samuel Carranza
Samuel Carranza

Migrar en El Salvador ¿una opción o una obligación?

En menos de un año, cientos de salvadoreños se han unido a las ocho caravanas que han salido con la intención de llegar a EE.UU. Otros se fueron solos, desde cualquier punto del país.

Pese al endurecimiento de las leyes y medidas migratorias del gobierno de Estados Unidos, el flujo de migrantes desde Centroamérica no se detiene. Foto cortesía de Miguel Villalta.

Por Claudia González y Verónica Pérez

La migración continúa siendo una salida para miles de salvadoreños que buscan mejores oportunidades alejados de la inseguridad social y económica. Esto ha quedado evidenciado, una vez más, en las ocho caravanas que han salido hacia Estados Unidos en los últimos meses desde San Salvador.  

Luis Monterrosa, sociólogo de la UCA, afirma que las personas emigran por razones históricas como es el caso de la Guerra Civil Salvadoreña (1980 – 1992), cuando muchos escapaban del país por su seguridad; lo mismo sucede en la actualidad debido al problema de las pandillas. El otro motivo de la actual ola migratoria es el intento de mejorar la situación económica y calidad de vida de quien emigra, y una tercera causa es el reencuentro familiar.

En un sondeo realizado por COMUNICA a 100 jóvenes del área urbana entre 18 y 20 años, el 72% dijo que había considerado en algún momento irse del país. Un 35% expresó que la razón más importante para viajar es continuar sus estudios en el extranjero y no solamente por la inseguridad. Sin embargo, Monterrosa no ve en quienes se van por estudios un fenómeno migratorio clásico, pues señala que el porcentaje es bajo y la mayoría de ellos regresa al terminar sus estudios.

Monterrosa agrega que la parte nociva de la migración es que el país pierde recursos como mano de obra y profesionales. “A lo mejor podrían ser grandes científicos aquí pero como no tienen el espacio terminan siendo exitosos en otras partes” señala el sociólogo, para quien una solución es el desarrollo, “pero desarrollo bien entendido, no más McDonald’s o almacenes, sino mejorar la viabilidad de este país a futuro“.

En ese mismo sentido, Amparo Marroquín Parducci, profesora del Departamento de Comunicaciones y Cultura de la UCA, comentó que a pesar que la migración es histórica en el país, actualmente existen factores más complejos que llevan a la juventud salvadoreña a migrar. 

El primero tiene que ver con la “deseabilidad social del proyecto migratorio”, es decir como desde hace muchos años los medios de comunicación han sembrado la idea de que migrar muy posiblemente te va a dar éxito, y aparecen con el titular clásico “De mojado a empresario”. Mi Nuevo Mapa Mental

 

El segundo factor es la aceleración y la urgencia de irse debido a que las personas han visto, escuchado o leído sobre las crisis en las fronteras del norte. Gente que decía “si no nos va bien vamos a migrar”, ahora busca todos los medios posibles para llegar a esa puerta de escape antes que se cierre totalmente.

Para evitar que los migrantes crucen por los puntos más vulnerables de la malla que divide El Paso de Ciudad Juárez, soldados estadounidenses han comenzado a colocar alambre razor en dicha estructura. Foto tomada de vozdeladiasporanews.com

Marroquín agregó que como sociedad debemos enfocarnos en que “migrar es un derecho” y debe ser tomado como una decisión y no como un recurso de supervivencia, tal como ocurre en la mayoría de casos hoy día. 

 

La académica concluyó que debería trabajarse en dos ideas en paralelo para que la población joven elija quedarse: mejorar la sociedad a nivel estructural, creando un ambiente adecuado para el desarrollo del ser humano en las distintas áreas; y además, trabajar en el “Arraigo y la dignificación de nuestro país”, de manera que se exponga el valor como ciudadano, en el sentido de ser conscientes que “los salvadoreños valemos” y la importancia de crear lazos más sólidos con nuestro  lugar de origen.

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.