El desplazamiento forzado interno comienza a ser visible

Natalia Gómez
Natalia Gómez

El desplazamiento forzado interno comienza a ser visible

El Servicio Social Pasionista (SSPAS) señala que 510 personas fueron desplazadas en el año 2018

Fotografía por Comunica

Andrea Escobar y Enrique Rubio

 

La conferencia tuvo el objetivo de visibilizar las problemáticas de violencia existentes en el país y proponer soluciones e iniciativas para la atención integral de las víctimas de desplazamiento forzado por violencia en El Salvador.

Fabiola Alas, representante de la Cruz Roja Salvadoreña, expresó que el trauma por violencia social tiene como resultado amenazas contra la vida de las víctimas de desplazamiento forzado. Alas comentó que estas personas suelen recordar eventos traumáticos vividos, pero que al momento de expresarlo nunca se sabe la totalidad del suceso debido que la situación se vuelve indescriptible.

Fotografía por Comunica

“Las víctimas de desplazamiento forzado suelen presentar estrés tóxico, disfunciones cerebrales ejecutivas, pérdida de empatía, deterioro de desempeño académico, miedo, desconfianza e indiferencia”, agregó Alas.

El área de Atención de Víctimas del SSP registró entre los años 2018 y 2019 un total de 140 casos de desplazamiento forzado, señala Johanna Ramírez, representante del SSPAS.

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) presentó dos informes donde señala la situación de las víctimas de desplazado forzado interno, detallando que las personas que más sufren vulneraciones son los niños, mujeres, jóvenes y la comunidad LGBTI. Ramírez agregó que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) en el año 2018 estableció que los estados deben de prestar atención a los hechos de violencia que sufren las víctimas de desplazamiento forzado y darle seguimientos a las afectaciones que vienen posteriormente a esos casos.

Henry Flores, de la gubernamental Dirección de Atención a Víctimas y Migración Forzada, detalló que en los cuatro meses que lleva de funcionamiento esa dependencia, han atendido a 80 personas.    

El 25 de Julio de este año el gobierno firmó un marco internacional de protección y se conformó un equipo técnico entre entidades de gobierno y organizaciones civiles, quienes realizaron seis consultas con la población afectada, detectando 130 víctimas, 91 mujeres y 39 hombres. 

Para la prevención del desplazamiento forzado interno de población LGBTI, Bianka Rodríguez, lideresa de Comunicando y Capacitando a Mujeres Trans (COMCAVIS TRANS) hizo un llamado a las personas a que no se detengan y hagan las denuncias correspondientes de casos en los que son víctimas.

Fotografía por Comunica

Gilma Pérez, del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), propuso que las personas víctimas de desplazamiento por violencia deben ser ubicadas con todo y su familia en una nueva vivienda. De igual forma, los niños deben volver a las escuelas y los adultos a sus trabajos, para poder continuar sus labores y hacerse cargo de sí mismas, respetando su autonomía. “Se debe de cuidar a la víctima y a su familia”, finalizó. 

Carlos San Martín, director del SSPAS, manifestó que espera que el Estado y el Gobierno generen las instituciones necesarias para la atención integral de las víctimas por causa de violencia. Además agregó, que se necesita una ley de atención para las víctimas, en especial para las de desplazamiento forzado.

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.