(Contra) propuesta del periodismo feminista

Natalia Gómez
Natalia Gómez

(Contra) propuesta del periodismo feminista

Café con Peperechas fue un espacio de conversatorios pensado para argumentar diversos temas relacionados a la violencia de género, los derechos de las mujeres, sobre el cortejo y acoso, y cuales son las responsabilidades de periodistas y medios de comunicación a la hora de comunicar diferentes casos de violencia

Al conversatorio llegaron periodistas de los medios independientes. Foto por Verónica Pérez

Por Verónica Pérez y Tatiana León. 

 

La plataforma digital Alharaca, la revista La Brújula y el blog La palabra incómoda,  son medios independientes que hacen periodismo feminista y se unen para llevar a cabo estos conversatorios. 

“Hemos decidido hacer esta alianza porque creemos que tenemos que unirnos y plantear, precisamente, estos temas y como desde los medios de comunicación contribuimos o no a reforzar roles en cosas tan sencillas como el cortejo y el acoso, y que reproducimos o vendemos como no romántico, para luego explicarles lo que hacemos desde estos tres medios para la contrapropuesta de como empezar a cambiar esto que está sucediendo”, afirmó la periodista Metzi Martel.

El primer conversatorio tuvo lugar en la Alianza Francesa de San Salvador, en vísperas de la del Día Internacional de la Mujer. El evento abrió con un stand-up show con la psicóloga Gabriela Rivera, parte del equipo de Alharaca y artista de stand-up. “Gaby” habla abiertamente sobre el feminismo y el machismo de una forma sutil y divertida.  

“Queremos tratar de explorar juntos, juntas, sobre las experiencias que hemos tenido, recordarlas, tenerlas presentes y hacerlas explícitas”, declaró Carolina Bodewing, una de las asistentes. La plática fue sobre “el cortejo y acoso”. Sin embargo, se abordaron temas como las responsabilidades de periodistas y medios de comunicación a la hora de comunicar sobre casos de violencia contra las mujeres y fueron surgiendo una variedad de preguntas: ¿cómo te hablan los medios sobre el acoso? ,  ¿ cuáles son las historias que nos cuentan sobre acoso y romance?, ¿cómo se relacionan con la violencia contra las mujeres? o ¿dónde aprendemos las narrativas sobre el amor y las formas de vincularnos?

La mayoría de personas que asistieron, sin importar el género, ejercieron su derecho de libertad de expresión. Surgieron inquietudes, opiniones y compartieron sus experiencias. “ Un NO, es un NO y un SÍ, es un SÍ”. “A las mujeres se nos hace difícil decir que no, se nos ha enseñado a complacer”. “ Todos los SÍ se empiezan en casa y en la escuela”. “Los medios de comunicación, incluyendo productos culturales nos hablan de una forma de relacionarnos”. “El reto como periodistas es cómo contribuimos frente a dichas narrativas”. “He escuchado que el NO es para aumentar interés”. “Se trata de que también el hombre entienda lo que no es correcto”. “Las mujeres tenemos que aprender a decir sí cuando sí queremos algo”, fueron algunas expresiones vertidas en el conversatorio.

Las periodistas asistentes abonaron con más ideas al conversatorio, expusieron la necesidad del periodismo feminista y el enfoque de género; asimismo, dejaron claro cuál es su contrapropuesta.  “Es que estamos poniendo el ojo en las cosas que los demás piensan que no son importantes pero que para nosotras si lo son. Una contrapropuesta a las narrativas que actualmente encontramos en los medios de comunicación”, concluyeron.

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.