La frágil libertad de prensa en El Salvador

Samuel Carranza
Samuel Carranza

La frágil libertad de prensa en El Salvador

Fotografía por Douglas Hernandez.

Los medios de comunicación son fundamentales  dentro de una sociedad democrática, ya que la interacción más inmediata entre el Estado y la población se concretiza a través de ellos. En una sociedad sin medios libres e independientes, la democracia no está saludable.

 

Por Carmen Estrada y Vanessa Carballo

 

Es muy importante que en un país existan medios de comunicación que mantengan informados a los ciudadanos y que sepan vigilar y cuestionar al poder. Esto mide el nivel democrático y participativo de una ciudadanía, ya que la libertad de expresión y el derecho a la información son factores importantes para la toma de decisiones.

Constantemente el deterioro de la libertad de prensa y de expresión es una situación preocupante porque afecta directamente a los periodistas, quienes sufren agresiones violentas, presiones y censura por parte del Estado. El informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF) de 2019 señala que muchos países disminuyeron la seguridad de los periodistas. El Salvador se encontraba en una situación satisfactoria con respecto a las libertades, sin embargo en los últimos meses del año pasado experimentó la segunda mayor caída con quince puntos menos (-15). Sin duda alguna, esto indica un aumento de agresiones a periodistas, los cuales varían entre ataques armados, presiones e intimidación por parte de los políticos.

 
Infografico por Jenny Galidno

 

El informe 2019 presentado por la Asociación de Periodistas de El Salvador APES el 3 de mayo destaca que el periodismo salvadoreño sufre de precarización laboral, amenazas, intimidaciones, violencia física y asesinatos a manos de organizaciones criminales.

Cuadro tomado de el Informe de libertad de prensa APES

El secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Christopher Deloire, advierte que “si el debate político cae de forma encubierta o manifiesta un ambiente de guerra civil, en el que los periodistas se vuelven víctimas expiatorias, los modelos democráticos corren un gran peligro”, también añade que “para las mujeres y los hombres de buena voluntad, comprometidos con las libertades adquiridas a lo largo de la historia, es urgente acabar con esta mecánica del miedo”.

Además, Andrea Cristancho Cuestas, Magíster en Asuntos Internacionales, Comunicadora Social y Periodista de la Universidad de la Sabana, Colombia, considera que existe una grave amenaza a la libertad de prensa que se concentra en el sistema de medios salvadoreños, donde gracias a los intereses empresariales la libertad de expresión se ve afectada y los periodistas están sometidos a la censura y a la autocensura.

“Lamentablemente, si tuviéramos que medir el avance de la democracia desde el punto de vista de la libertad de prensa, tendríamos que decir que la democracia se encuentra en cuidados intensivos”. Agregó que “hay que pelear por la libertad de prensa porque es el oxígeno de la democracia porque sin ese derecho no nos damos cuenta que nos violan otro derechos”.

Angélica Cárcamo, relatora de libertad de expresión de APES presenta del informe de libertad de prensa./ Fotografía tomanda del facebook de APES.

Según el informe de la Asociación Salvadoreña de Periodistas de El Salvador (APES) la vida de los periodistas salvadoreños está en riesgo ya que la crisis en la que ha caído la libertad de prensa coloca a los profesionales de la comunicación en una posición vulnerable, solo por dedicarse a esta labor.

 

Otra situación destacada en el informe de APES es la proliferación de fake news, las cuales se masificaron en el marco de la campaña electoral de 2019 y se quedaron activas, la mayoría funcionando en página de Facebook y dedicadas en ocasiones a deslegitimar los medios tradicionales y el periodismo profesional.

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.