Las pentacampeonas de la UCA

Natalia Gómez
Natalia Gómez

Las pentacampeonas de la UCA

El equipo femenino de voleibol de la UCA logró un impresionante récord al coronarse como campeonas del Torneo de Temporada 2019 de ANADES.

 

El equipo femenino de voleibol celebrando su quinta corona consecutiva. Foto por Daniel Ayala.

Por Daniel Ayala y Ernesto Molina

La Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA) logró proclamarse campeona de voleibol, tanto en categoría masculina como femenina. Este resultado obtenido el 3 de julio no solo resalta el dominio que esta entidad tuvo en este torneo, sino que muestra el producto de un proyecto a largo plazo que le ha permitido acreditarse con unos números impresionantes, destacando el equipo femenino que se coronó campeón por quinta vez consecutiva. 

La presea más reciente la obtuvieron en un juego contra la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC), en la final del Torneo ANADES 2019. Este encuentro terminó con un resultado aplastante a favor del equipo de los Búhos, ganando con mucha autoridad dos sets a cero. El primero de ellos acabó 25-13, seguidamente por un 25-12 en el segundo set, el cual les daría la victoria definitiva. 

Ernesto López, entrenador del conjunto pentacampeón, comenta cómo ha sido el proceso para lograr dicha hazaña, empezando por cómo asumió el cargo de entrenador del equipo. “Fue en el año 1987, yo estudiaba aquí (UCA), era jugador pero el entrenador ya no pudo seguir, por tanto yo, que era el capitán del equipo masculino, fui quien empezó a gestionar al equipo.” 

Sobre la obtención de estos cinco títulos de forma consecutiva, Ernesto opina que “La verdad es que ha sido un buen trabajo. Ha sido un largo proceso en el cual han intervenido muchas personas, un ejemplo es la familia Soriano, a quienes les agradezco su apoyo. Marcela Soriano, es una de tres hermanas que han formado parte del equipo de voleibol femenino en la UCA. En su tiempo, ellas (las hermanas Soriano) administraban el equipo, cargo que ahora ejerce «Chana» (Roxana Ávalos, capitana del equipo)”.

Con respecto al papel de Roxana, Ernesto dice que “A ella le toca cargar con el peso del equipo, reclutando jugadoras que, realmente no necesitan mucho entrenamiento. Por ejemplo, tenemos tres seleccionadas que acaban de venir de la Sub-23, es decir, tenemos una buena base fuerte”

Ernesto López, encargado del Centro Polideportivo y entrenador de los equipos de voleibol de la UCA. Foto por Daniel Ayala.

Ávalos se muestra entusiasmada por los logros. “¿A quién no le gusta ganar? Es chivo ganar y poder mantener en alto el nombre de la UCA, es un gran orgullo y me siento feliz de poder representar lo bueno de la UCA”, recalca.

Asimismo, Alisson Olano, jugadora de la UCA y parte del combinado Sub-23 de El Salvador expresó su emoción con los resultados obtenidos por Los Búhos: “Realmente no esperábamos que lo lográramos. Me siento muy orgullosa ya que no es fácil llevar los estudios y el deporte de la mano”. Y es que la mayoría de jugadoras entrenan doble jornada. Primero en la UCA y posteriormente en la Federación Salvadoreña de Voleibol, lo cual representa un esfuerzo físico y mental tremendo. Por ello, Olano piensa que “Se necesita de una gran disciplina y esfuerzo para llegar a entrenar, porque es ahí donde se ven los resultados. Siempre he creído que nunca podrás hacer algo en un partido si no lo has entrenado primero”.

Roxana Ávalos y Alisson Olano, jugadoras del equipo de voleibol de la UCA. Foto por Daniel Ayala

La clave de las pentacampeonas

Viendo el tremendo esfuerzo que se mostró tanto de las jugadoras como del área técnica surge la interrogante: ¿Cuáles fueron los aspectos clave para lograr el pentacampeonato?

López opina que: “Los equipos de voleibol se han diferenciado con respecto al resto de disciplinas de la UCA,ya que nos tratamos como una familia. Las compañeras se contienen si alguna comete un error, siempre se rotan y tratan de administrar y dar oportunidad a las nuevas jugadoras. Este año nos costó mantener un equipo base, pero estaba seguro que para la final, si llegaban todas las jugadoras, íbamos a ganar.” 

Y es que la cercanía que el equipo ha mantenido a lo largo de esta trayectoria ha ayudado a generar confianza entre las jugadoras, logrando así un mejor resultado en los partidos. Otro punto a destacar, según Olano, es la actitud, “La actitud ha sido un factor muy importante. Por ejemplo, para la última semifinal, el rendimiento del equipo había bajado, pero levantamos a cabeza y logramos ganar dos sets a cero y claro, en la final, gritarnos y darnos ánimos nos ayudó”. Aunado a esto, Roxana también destacó que el apoyo mutuo fue lo que sostuvo al equipo a flote durante tanto tiempo, “Siempre nos faltaba alguna jugadora, así que costó mantener una base. Pero al final logramos juntarnos todas las jugadoras titulares y entre nosotras nos consentimos e intentamos fallar lo menos posible”

Cabe destacar también la participación de Ernesto López al frente del proyecto, ya que lleva 32 años al frente del equipo de los búhos, una continuidad que le ha aportado mucha experiencia al equipo. “Él tiene mucha experiencia y juntando la experiencia que nosotras tenemos, nos ha ayudado mucho para mantener a lo largo de los años un buen equipo.” afirmó Ávalos. “Siempre nos ha apoyado, si tenemos algún problema académico o físico siempre nos da ese apoyo que al final resulta importante para el equipo.” 

Roxana Ávalos, capitana del equipo de la UCA posando con el trofeo ANADES 2019. Foto por Daniel Ayala

¿Qué le depara en el futuro al equipo?

Luego de dominar el título doméstico, la mira está puesta en defenderlo a nivel internacional. La Copa “Francisco Javier” es un torneo en el cual participan las universidades jesuitas de Centroamérica; la Universidad “José Simeón Cañas” (UCA) fue la última en acreditarse con este título en Guatemala en 2017. Esa fue la última vez que el torneo se celebró, ya que han pasado dos años y por los problemas políticos en Nicaragua, ha quedado en suspenso. “El objetivo es mantener el título internacional. Es una lástima que no se ha podido realizar estos últimos dos años, pero de poder jugarse, el objetivo es ganar”, afirmó López. 

No hay duda que el equipo femenino de voleibol de la UCA ha levantado el nombre de la Universidad por mucho tiempo. La constancia, la confianza en los procesos largos y la unión de un equipo que se relaciona como una familia, han premiado un proyecto ambicioso que mira a largo plazo. Tanto las jugadoras como el cuerpo técnico no dan indicios de parar. 



Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.