El regreso del deporte tras la pandemia del COVID-19

Natalia Gómez
Natalia Gómez

El regreso del deporte tras la pandemia del COVID-19

Ligas como la National Basketball Association (NBA) en Estados Unidos han optado por llevar su postemporada a lugares como el parque Disney World en Orlando

Futbolistas en Alemania celebran goles respetando el distanciamiento social Foto tomada de redes sociales de Borussia Dortmund

La aparición del virus COVID-19, con más de seis mil millones de infectados según la Universidad Johns Hopkins durante los primeros seis meses del 2020,  causó no solamente una nueva realidad que debe enfrentar la humanidad, sino estragos en diferentes áreas, entre ellas el deporte mundial causando menos ingresos económicos, entre otras situaciones,   según la revista académica The Conversation US. 

Pasados varios meses, y luego de que muchos países decretaran cuarentena domiciliar a sus habitantes, distintas ligas de fútbol profesional, campeonatos de baloncesto, abiertos de tenis, carreras de Nascar y Fórmula Uno,  pretemporadas de fútbol americano, entre otros, tuvieron que ser suspendidos o cancelados, por órdenes de los respectivos entes rectores del deporte mundial. Esta suspensión de actividades deportivas, se dió tanto a nivel profesional como a un nivel semiprofesional o amateur.

Un ejemplo claro es la cancelación de la liga profesional de fútbol de Bélgica, ya que el gobierno de ese país prohibió las actividades deportivas hasta el 31 de Julio, esto como medida para aplanar la curva de contagios, según un reporte del periódico deportivo  MARCA. La liga de fútbol de los Países Bajos es otro claro ejemplo, ya que fue cancelada desde abril de este año, y según la Asociación Holandesa de Fútbol fue debido a las medidas de prevención, “desafortunadamente, con las medidas de coronavirus más recientes del gobierno se ha vuelto imposible jugar la temporada 2019-2020 de la liga de fútbol profesional”, manifestó la organización.

Árbitros de la empresa UFC son los encargados de sanitizar el octágono Foto tomada San Diego Tribune

La aparición del virus COVID-19, con más de seis mil millones de infectados según la Universidad Johns Hopkins durante los primeros seis meses del 2020,  causó no solamente una nueva realidad que debe enfrentar la humanidad, sino estragos en diferentes áreas, entre ellas el deporte mundial causando menos ingresos económicos, entre otras situaciones,   según la revista académica The Conversation US. 

Pasados varios meses, y luego de que muchos países decretaran cuarentena domiciliar a sus habitantes, distintas ligas de fútbol profesional, campeonatos de baloncesto, abiertos de tenis, carreras de Nascar y Fórmula Uno,  pretemporadas de fútbol americano, entre otros, tuvieron que ser suspendidos o cancelados, por órdenes de los respectivos entes rectores del deporte mundial. Esta suspensión de actividades deportivas, se dió tanto a nivel profesional como a un nivel semiprofesional o amateur.

Un ejemplo claro es la cancelación de la liga profesional de fútbol de Bélgica, ya que el gobierno de ese país prohibió las actividades deportivas hasta el 31 de Julio, esto como medida para aplanar la curva de contagios, según un reporte del periódico deportivo  MARCA. La liga de fútbol de los Países Bajos es otro claro ejemplo, ya que fue cancelada desde abril de este año, y según la Asociación Holandesa de Fútbol fue debido a las medidas de prevención, “desafortunadamente, con las medidas de coronavirus más recientes del gobierno se ha vuelto imposible jugar la temporada 2019-2020 de la liga de fútbol profesional”, manifestó la organización.

Parte de las medidas sanitarias que tiene la liga germana es el permitir solamente 300 personas en el recinto deportivo, entre ellos cuerpo técnico, jugadores y personal de los clubes, sin embargo no se permite la afición en los encuentros. El presidente de la Federación Alemana de Fútbol,  Cristian Sefert, aseguró que “no podemos mantener el distanciamiento social en la cancha, pero estamos tratando de asegurar el mejor nivel de seguridad e higiene posible con una serie de medidas especiales muy específicas”

Otras medidas de higiene que está implementando la liga es el mantener una  distancia 1.5 metros de los banquillos de suplentes, además no hacer fotografías grupales de los equipos, como se tenía acostumbrado, y que todos los jugadores tendrán que someterse semanalmente a una prueba del covid-19, además de la constante desinfección de balones en medio de los partidos, además de solo contar con 10 reporteros en el recinto, según un reporte del periódico  MARCA. 

Personal de la Primera División de Fútbol en Costa Rica se encarga de tomar temperatura a futbolistas Foto tomada de redes sociales de Liga Deportiva Alajuelense.

En el continente americano, específicamente en Costa Rica, deportes como el balompié se han reanudado con estrictas medidas de higiene. El Ministerio de Salud y Ministerio de Deporte llegaron a un acuerdo para permitir partidos de la liga costarricense, con la autorización del gobierno. Algunas medidas que han implementado establece que los partidos se deberán jugar sin público, además de el uso de alcohol gel en los baños, camerinos y puertas del recinto, además del uso obligatorio de mascarilla en zona mixta, según la Unión Nacional de Clubes de la Primera División (UNAFUT) y la Federación Costarricense de Fútbol, entes rectores del balompié tico.

Luego de que estos países reanudaran su actividad deportiva profesional, y por ende semi-profesional y amateur, El Salvador no ha dado indicios de una pronta reapertura. Sin embargo, la comisión profesional del fútbol de El Salvador anunció una reunión que se realizó el pasado 1 de junio, con la finalidad de hablar sobre el regreso del balompié salvadoreño. 

Samuel Gálvez, presidente de la primera división de fútbol profesional salvadoreña, mencionó para El Diario de Hoy, que el fútbol podría regresar en septiembre, sin embargo ve difícil un acuerdo con el INDES y el Gobierno, además mencionó acerca de la inversión para el material preventivo, señaló que están evaluando lo que pueden gastar “ tanto en gasto sanitario, cada equipo podría gastar 900 o mil dólares por semana y solo en medidas sanitarias es bastante dinero”  afirmó Gálvez. Todo queda a la espera y a las decisiones de las autoridades sobre las medidas de que seguirán implementándose para prevenir el contagio del COVID-19.

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.