Cristosal afirma que el desplazamiento forzado aumenta en El Salvador

Natalia Gómez
Natalia Gómez

Cristosal afirma que el desplazamiento forzado aumenta en El Salvador

La víctimas del desplazamiento forzado sufren  consecuencias psicológicas como miedo,estrés, ansiedad entre otros problemas de salud

Fotografía por cortesía de Diario Digital ContraPunto

Por Enrique Alcaine y Ariel Olivares

 

En la última década ver a familias huyendo de sus hogares es una realidad innegable en El Salvador. Cristosal, entidad que vela por los derechos humanos y acceso a la justicia, ha señalado que en los últimos años se ha dado un incremento de víctimas afectadas por  desplazamiento forzado y hacen un llamado a las autoridades para que velen por la seguridad de las familias salvadoreñas. 

En su último informe, Cristosal destacó que hay incrementó de 146% de víctimas de esta problemática en comparación a 2017, año en el que registraron un incremento de 53%  respecto al 2016. De igual manera, una encuesta de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) reveló que en 2018 la violencia obligó a que más de 235,700 personas se desplazaran forzosamente.

Foto por Comunica

Katherine Arce, de Cristosal, aseguró que entre las principales causas de desplazamiento forzado interno están: las amenazas, los homicidios de familiares y el temor a la violencia de la zona en la que habitan. 

Fue hasta en abril de 2019 que el exministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, reconoció como una problemática el desplazamiento forzado interno  como una problemática, esto durante la presentación de la propuesta de la Ley Especial a Favor de las Víctimas del Desplazamiento Forzado que hicieron ante la Asamblea.

Dicha propuesta busca que se brinde protección a las víctimas, se les de asistencia humanitaria, que se prevengan y eviten que haya más familias víctimas de desplazamiento. El grupo gestor de dicha propuesta de ley estuvo formado por entidades del Gobierno, entidades internacionales y organizaciones de la sociedad civil. 

Foto por Comunica

Asimismo, en varias ocasiones durante eventos públicos relacionados al tema, el vicepresidente Félix Ulloa, ha asegurado que el desplazamiento forzado es un problema de nación que durante la actual administración deberán atender.  Sin embargo, según organizaciones como Cristosal, aún no existe claridad sobre cómo atenderán esta problemática.

Por su parte, Joseph Russ, estadounidense colaborador de Cristosal , enfatizó en la intención por parte de Cristosal de continuar apoyando y presentando  anteproyectos de ley ante las autoridades correspondientes del tema para que ayuden a las víctimas y prevengan más casos similares; además para que el Gobierno brinde la atención psicológica a todos los afectados de esta problemática.

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.