Visualizar y erradicar acoso contra mujeres periodistas, un reto en El Salvador

Natalia Gómez
Natalia Gómez

Visualizar y erradicar acoso contra mujeres periodistas, un reto en El Salvador

En El Salvador desde 2011 existen leyes que favorecen la protección de los derechos humanos de las mujeres, sin embargo aún falta incentivar a la denuncia de delitos

Hay leyes que protegen a las mujeres, pero han sido peleadas por años. En la Alcaldía de San Salvador existe una contravencional que castiga dentro de su límite el acoso callejero. Foto por Andrea Escobar

Por Andrea Escobar

 

El acoso sexual dentro de los medios de comunicación es un hecho que afecta al 100% de las mujeres periodistas mientras realizan trabajo de campo o en coberturas y al 96.15% al interior de los medios donde laboran, esto según un informe lanzado por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) lanzado en 2018.

Ante esa problemática la organización Heinrich Böll Stiftung y la revista GatoEncerrado realizaron el conversatorio “Acoso sexual contra mujeres en medios de comunicación”, con el que además de visualizar los casos de acoso, brindaron herramientas legales para que las mujeres que sufren o han sufrido acoso puedan denunciar y salir del círculo de violencia al que son sometidas en sus centros laborales.

Según Mario Beltrán, director de la revista GatoEncerrado, “el conversatorio es un espacio de denuncia, de verdad, visualización y expresión hacia el acoso existente en los medios de comunicación, acuerpado por la impunidad y absurda normalización de un tema que se está dando en los pasillos más ocultos de los medios”. Asimismo señaló que es necesario generar más espacios similares al conversatorio para “decirle a las mujeres trabajadoras de los medios de comunicación que no están solas y que hay organizaciones (…) que están comprometidas a participar en la prevención del acoso sexual en los medios”.

Por su parte, el director de la organización Heinrich Böll Stiftung, Hans Jörg, mencionó que es necesario hacer todo lo posible para crear políticas que favorezcan “la cero tolerancia” en todos los niveles de violencia, mostrar a las personas que pueden denunciar y romper con el tabú y el silencio ante estos casos. “Creo que esa es la parte más difícil, porque existen miedos, miedos de perder el trabajo, miedos de discriminaciones más fuertes y miedo de exponerse”, expresó Jörg.

El conversatorio fue organizado por la revista digital Gato Encerrado. Foto por Andrea Escobar.

Jörg señaló que si bien es cierto ya existen leyes y normativas en El Salvador con el fin de erradicar la violencia contras las mujeres, como la LEIV, aún se deben tomar medidas para crear las herramientas y a conciencia para que quienes han sido o son víctima de acoso denuncien a sus agresores.

En el panel participaron mujeres periodistas y de organizaciones feministas. Entre ellas estuvo Carmen Escobar, periodista de GatoEncerrado, y mencionó que los hombres son quienes dirigen los grandes medios de comunicación y que muchas veces no ponen un alto al acoso que existe en la redacción de su línea editorial.

De igual forma, Mónica Guzmán, periodista de El Faro, señaló que en los medios de comunicación “se vende el cuerpo de las mujeres convertido en noticia” y aclaró que aunque “un medio sea independiente no quiere decir que no exista el machismo ahí dentro”. Guzmán dijo que los medios son los autores principales del patriarcado, señalando que no es saludable el trato que muchas periodistas reciben incluso trabajando para medios tradicionales.

Por otra parte, Iliana Cornejo, periodista de Diario el Mundo, externó su preocupación para hacer que el ambiente laboral sea lo más ameno posible, basándose en la inclusión de género como pilar fundamental de dicha política.

Se necesita sensibilización desde la formación académica, para poder identificar los casos de acoso. Foto por Andrea Escobar.

Cornejo mencionó que ella considera que los jefes de cada medio deben asegurar la armonía, fomentar el respeto y deberían tomar acciones hacia los casos de acoso sexual por trabajadores hacia las periodistas; corrigiendo de manera rápida y humana los altercados; dialogando con las dos partes y prestando especial importancia a la persona afectada, ganándose la confianza de todas para que se sientan con la libertad de comentar qué está pasando. “Hay una Ley de Género allá afuera, pero también se cumple dentro del medio”, finalizó.

Por otro lado, Mariana Moisa, de la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local, expresó que es importante no normalizar expresiones etiquetadas como “coqueteo”. “Sí, estamos frente a un cambio social, estas leyes que ahora nos protegen, hemos luchado por ellas, porque tenemos derecho a caminar tranquilas”. Moisa explicó el proceso de acompañamiento y denuncia de las víctimas hacia el agresor, señalando que existe una red amplia en la Colectiva Feminista donde las buscan para poder denunciar una situación de abuso o acoso sexual, investigando y acompañando a la víctima en todo el proceso.

Moisa, al igual que las otras panelistas, instó a la denuncia de estos casos que atentan contra la integridad. En El Salvador desde 2011 en El Salvador se implementó la Ley de Igualdad, Equidad y Erradicación de la Discriminación contra las Mujeres, la cual no sólo funciona como advertencia, sino que que marca los pasos a seguir para las mujeres que han sufrido acoso.

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.