Así se vive la tradición navideña

Natalia Gómez
Natalia Gómez

La tradición navideña de las posadas

La comunidad católica en Apopa celebra con alegría las tradicionales posadas navideñas

Fotografía por Sofía Benítez

Por Sofía Benítez

Cada diciembre grupos de cristianos católicos realizan las tradicionales visitas a hogares para celebrar las posadas. Las posadas son parte de las tradiciones religiosas que muchas comunidades católicas realizan durante los nueve días previos a la Navidad. Como su nombre lo dice, consisten en pedir un lecho donde María embarazada de Jesús y su esposo José, puedan pasar la noche. 

“En nombre del cielo, os pido posada”, cantan a una sola voz grandes y pequeños acompañados por el sonar de bastones, panderetas y una guitarras. El objetivo de realizar las posadas es mantener “el recordatorio de cuando Jesucristo nació, porque eso es lo que nos da la fuerza en las navidades”, expresa Marcelino Rivas.

Las posadas recuerdan el peregrinaje de María y José desde su salida de Nazaret hasta Belén, donde buscan un lugar para alojarse y esperar el nacimiento del niño Jesús. Foto por Sofía Benitez.

Los pequeños tienen un papel destacado, pues forman la pastorela o el grupo que representa los hechos narrados en la Biblia, todo de acuerdo a la víspera navideña. Para esto, ellos deben vestirse según la época y expresar los diálogos que tiene el propio relato bíblico. Guadalupe Ronquillo, quien ha participado en las posadas desde hace cinco años, comenta que la motivación de los niños se debe a los coordinadores de las posadas.

A pesar de ser en su mayoría niños los que participan en esta dramatización, los adultos en algunas ocasiones también se revisten y participan. Tal es el caso de la señora Lucía Villalobos, de 60 años de edad, quien con entusiasmo se coloca una corona en la cabeza y toma un bastón para interpretar a Baltazar.

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.