Segunda Gran Marcha Negra

Natalia Gómez
Natalia Gómez

Los sindicatos vuelven a marchar por una reforma al sistema de pensiones

“Exigimos pensiones dignas para los trabajadores. ¡No + AFPS!”,  era el mensaje escrito en una de las pancartas del Sindicato de Trabajadores Municipales, que participó de la Segunda Gran Marcha Negra.   

Cientos de trabajadores marcharon por una reforma al sistema de pensiones. Foto por Mario Menjivar

Por  Mario Menjivar,  Verónica Pérez y Tatiana León

 

Empleados públicos, trabajadores de la empresa privada y veteranos de guerra realizaron el viernes 31 de enero la Segunda Gran Marcha Negra por una Pensión Digna. La protesta tuvo dos puntos de partida, un primer grupo salió de la Plaza Gerardo Barrios hacia la Asamblea Legislativa y el segundo grupo se organizó en la plaza del Divino Salvador del Mundo y salió rumbo a Casa Presidencial, ambas caravanas exigieron reformas al sistema de pensiones. 

El primer sistema de pensiones salvadoreño fue creado en 1930 a través de la Ley de Pensiones y Jubilaciones Civiles, para regular el salario de jubilación de los trabajadores privados de aquella época. En los años 60’s se fijó la cuota mensual de la pensión en 200 colones, y en 1978 se emitió la Ley de Creación del Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP) que funcionó hasta los 90’s. En 1997 se privatizó el sistema y pasó a manos de las Administradoras de Fondos de Pensiones AFPs, las cuales actualmente otorgan mensualidades por debajo del salario mínimo de $300.00, a la primera generación de jubilados.

Con esta movilización, los trabajadores buscan presionar al gobierno para que diseñe un sistema que otorgue una pensión digna para las nuevas generaciones. Los participantes de la marcha aseguraron que no desmayarán hasta que se discuta una nueva reforma que otorgue una pensión más justa.

A la marcha asistieron alrededor de 48 sindicatos, entre ellos el de Empleados del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (SEMISS), Federación Nacional Sindical de Trabajadores Salvadoreños (FENASTRAS),   Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), Asociación General de Empleados Públicos y Municipales (AGEPYM),  Unidad de Veteranos y Ex Combatientes (UNEVEM), Sindicato del Cuerpo de Bomberos de El Salvador (SINTRACBES). 

Los que marcharon hacia Casa Presidencial se desplazaron por la Alameda Manuel Enrique Araujo, sin embargo, al llegar al Estadio Nacional de Béisbol Saturnino Bengoa, ya se encontraban agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) con las vallas colocadas sobre la calle para no dejarlos pasar.

Los dirigentes de la Mesa Técnica por una Pensión Digna, organismo promotor de la marcha y que pretendían reunirse con el Presidente Nayib Bukele, solo lograron entregar una carta de peticiones a funcionarios intermedios de Casa Presidencial, quienes fueron delegados para recibirlos.

“¡Que venga el presidente!”, gritaban algunos de los participantes de la marcha. 

Noe Wilfredo Alvarado, sindicalista de AGEPYM exigió al presidente asumir su compromiso de campaña electoral de apoyar a la clase trabajadora, “Equiparar las pensiones del decreto 787. Que toda persona jubilada y por jubilarse pueda tener el 75% de su salario”.

Con el salario mínimo actual de $300.00, significa que las personas que están ganando ese salario se jubilarán con $91.00 dólares mensuales, monto que está por debajo del costo de la canasta básica, calculada en $200.00. 

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.