Políticos de oposición cuestionan presunta reducción de homicidios

Natalia Gómez
Natalia Gómez
Los homicidios se incrementaron desde abril de 2019. /Foto por Roberto Huete.

Políticos de oposición cuestionan presunta reducción de homicidios

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, afirmó recientemente que hubo una baja del 40% de homicidios en los primeros meses del año.

Por Tatiana Bonilla

Los homicidios se incrementaron desde abril de 2019. /Foto por Roberto Huete.

El enfoque de reducción de homicidios que el Ejecutivo promulga en lo que va del año no convence a algunos sectores de la oposición política, mientras que otros del mismo partido oficial, atribuyen el repunte de crímenes durante el mes de abril, a una especie de complot para desprestigiar al gobierno saliente y complejizar la transición del presidente electo Nayib Bukele.

Según Sánchez Cerén, los homicidios han bajado de manera considerable hasta un 40%. Sin embargo, el mandatario no ha explicado de manera clara en qué basa su afirmación.

El diputado de la Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narcoactividad, Raúl Beltrán, expresó que “ninguno de ellos (el presidente y otros funcionarios de gobierno) dan datos oficiales; o los esconden o los niegan, pero no hay una reducción”.

Asimismo, critica la descoordinación que hay entre el Instituto de Medicina Legal, la Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Nacional Civil (PNC), debido a que las cifras varían entre estas instituciones.

Posiblemente Sánchez Cerén se basa en las cifras que la PNC maneja del primer cuatrimestre del año, ya que al plantearlo de forma global sí hay una reducción con el mismo período de 2018.

 

Los datos de la policía indican que hubo un repunte en el mes de abril, que llegó a 325 crímenes, a razón de 11 homicidios por día; mientras que en enero, febrero y marzo, las cifras fueron de 285, 210 y 239, respectivamente.

Para la PNC, el repunte de abril se podría deber a una presión de las pandillas criminales porque se reduzcan algunas restricciones penitenciarias y de combate al crimen, por parte del gobierno.

Desde el año 2001 los distintos gobiernos del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), implementaron varios planes de seguridad con el objetivo de disminuir la violencia. Entre ellos el “Mano Dura” por el presidente Francisco Flores; el “Súper Mano Dura”, establecido por el ex presidente Elías Antonio Saca, la tregua entre pandillas durante el mandato de Mauricio Funes, y finalmente las medidas extraordinarias  a partir de 2015, cuando se implementó el plan “El Salvador Seguro”.

Entre las medidas extraordinarias están regular las audiencias virtuales en los tribunales, restringir las comunicaciones en los centros penitenciarios, el traslado de reos, normar los centros de seguridad y máxima seguridad, así como definir un nuevo procedimiento para las visitas y quiénes deben estar en los centros de máxima seguridad.

En apoyo al presidente Sánchez Cerén, el diputado oficialista Javier Valdez, miembro de la Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narcoactividad, declaró que “siempre que hay un evento electoral o de coyuntura política importante surgen estos elementos en la escala de violencia”.

Según Valdez, existe un alza de asesinatos en abril y lo que va de mayo, debido a que ya se está acercando la toma de posesión del nuevo gobierno. 

Share this Article
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.